¿Qué es y cuándo hacernos un abdominoplastía?

Cuando se trata de vernos y sentirnos bellas, cualquier esfuerzo es necesario. La mayoría de las personas, en todo el planeta, desean deshacerse de los indeseables “rollitos” y piel flácida que se ubican en el área abdominal y en los costados. Para ello, siempre es necesario saber ¿qué es y cuándo hacernos una abdominoplastia?

En primer lugar, debemos destacar que definitivamente la abdominoplastía no es un tratamiento contra la obesidad, ni su principal objetivo es coadyuvar en la pérdida de peso corporal. Por el contrario, su fin es ayudar las personas que han perdido mucho peso y desean eliminar la piel sobrante que ha quedado de la flacidez resultante.

La abdominoplastía es también llamada dermolipectomía abdominal y es un procedimiento quirúrgico utilizado para eliminar el exceso de grasa y piel situada en el área abdominal, con el objetivo de endurecer toda la musculatura situada en el torso, modelando así totalmente el área del abdomen.

 

Beneficios de la abdominoplastía

Ahora bien, una vez definido qué es, debemos saber para qué hacernos una abdominoplastía, por lo cual hay que precisar cuáles son los beneficios de una cirugía de abdomen. En general, este procedimiento suele ser aplicado en personas que han perdido mucho peso o por mujeres que salen de un embarazo, las cuales desean recuperar sus condiciones y tener un cuerpo más esbelto.  Por tanto, tales beneficios suelen ser de carácter estético, más que todo.

Pero, además, la cirugía de abdomen cuenta otros beneficios médicos. El tratamiento puede reducir la incontinencia urinaria en mujeres luego del parto, debido al esfuerzo que tuvieron en el área pélvica, el cual muchas veces ocasiona este percance en su vejiga. Por otra parte, coadyuva a mejorar la postura y tono abdominal, aliviando así dolores en la espalda; y en otros, soluciona casos de hernias umbilicales o en la zona lumbar.  En resumen, la abdominoplastia permitirá alcanzar los siguientes beneficios:

  • -Aplanar y modela el abdomen
  • -Eliminar las estrías de la piel por debajo del ombligo
  • -Solucionar hernias umbilicales (en caso de que las hubiere)
  • -Endurecer los músculos de la pared abdominal
  • -Eliminar piel sobrante y flacidez
  • -Da firmeza en el área de torso y abdomen
  • -Redefinir la cintura
  • -Eliminar cicatrices de la zona
abdominoplastia-todo-lo-que-debes-saber-antes

¿En qué consiste la cirugía de abdomen?

El procedimiento para aplicar la abdominoplastia no es tan sencillo, e implica ciertos cuidados especializados. No obstante, sus beneficios son amplios, por lo que suele ser la solución para los casos que hemos mencionado. La cirugía de abdomen se realiza bajo anestesia general o epidural, según lo determine el médico especialista.

Su duración será de aproximadamente una hora y media, y dependiendo del tipo de dermolipectomía, el paciente puede requerir una o dos noches de hospitalización. El médico indicará el uso de una faja de compresión en el postoperatorio, la cual usará por cuatro semanas, durante el reposo preventivo.

En cuanto a la técnica, existen tres vías para hacer una cirugía de abdomen. En primer lugar, la abdominoplastia por endoscopia, efectuada mediante incisiones son muy pequeñas, por los cuales se introducen los endoscopios (pequeñas cámaras), mediante las que el especialista podrá retirar la grasa y piel sobrantes de la zona.

Cuando el área a tratar se sitúa por debajo del ombligo, el especialista suele aplicarla mini-abdominoplastia, es decir, una intervención más sencilla que la abdominoplastia, con una duración menor. En tercer lugar, se sitúa la abdominoplastia tradicional, realizada con anestesia general y que puede requerir de una hospitalización de 1 a 3 días.

En general, la cirugía tradicional puede durar entre 2 y 6 horas, dependiendo siempre de cada paciente. En ésta, el médico realiza una incisión por encima de la zona púbica, desde la cual se procede a extraer el tejido graso y la piel suelta para conseguir un abdomen mucho más firme y plano. Además de la zona central del vientre, también puede extraerse el tejido graso y piel de los lados del abdomen.

Luego de diez a quince días después de la abdominoplastia, el médico retirará los puntos de sutura. No obstante, será cuatro semanas posteriores, cuando el paciente notará un mejoramiento avanzado y observará los óptimos resultados luego de tres meses.  Por otra parte, este procedimiento, por lo general, suele dejar marcas como cualquier otra operación. Como es obvio, el tamaño de la cicatriz varía, y la más típica rodea al ombligo, en forma de círculo; así como otra que se sitúa por encima del pubis y en ambos lados de las ingles.

abdominoplastia-todo-lo-que-debes-saber-proceso

Cuidados preoperatorios antes de una abdominoplastia

Como para cualquier intervención quirúrgica, los médicos especialistas realizan una revisión general del paciente, constatando sus valores y determinando todo el historial médico. Como es lógico, el médico indicará las condiciones y cuidados previos antes de una abdominoplastia. Entre éstos destacan:

  • -El paciente no puede fumar. Está contraindicado para esta intervención.
  • -Hacer dieta para mantener un peso estable, en los seis meses previos a la cirugía de abdomen.
  • -Hidratar correctamente la piel abdominal.
  • -No consumir medicamentos que puedan alterar la coagulación de la sangre, desde una semana antes de la operación. Tampoco podrá consumir alimentos, como el ajo, que tienen el mismo efecto en la coagulación.
  • -Practicarse un examen de detección de hernias

 Tales cuidados son necesarios antes de aplicar una cirugía plástica abdominal, a fin de evitar riesgos innecesarios durante o posterior a la intervención, entre los que se pueden mencionar:

  • -Infección de las heridas
  • -Hematomas
  • -Mala cicatrización
  • -Riesgos derivados de la anestesia
  • -Complicaciones pulmonares o de la cavidad abdominal (poco frecuentes)
  • -Retención de líquido.
  • -Pérdida de piel que aumenta el tamaño de las cicatrices.
  • -Reubicación del ombligo en forma extraña
  • -Alteraciones de la sensibilidad de la piel.
abdominoplastia-todo-lo-que-debes-saber-medidas

Cuidados postoperatorios luego de una cirugía de abdomen

Aunque la recuperación no es tan rápida, en general, luego de unos días el paciente puede retomar su vida habitual. No obstante, deberá guardar algunos cuidados y seguir unas indicaciones luego de una abdominoplastia. Entre éstas se encuentran:

  • -La recuperación va de cuatro a seis semanas
  • -El paciente no debe realizar grandes esfuerzos en los tres primeros meses.
  • -2 meses luego de la operación, el paciente puede recuperar su rutina de ejercicios, pero en forma moderada. No se permiten rutinas intensas.
  • -Deben cuidarse la cicatrización de las heridas, las cuales se harán progresivamente menos visibles. No obstante, éstas no desaparecen.

Por otro lado, entre las contraindicaciones de una abdominoplastia, se encuentran:

  • -La abdominoplastia está contraindicada para pacientes fumadores, toda vez que existe el riesgo de producirse necrosis cutáneo abdominal.
abdominoplastia-todo-lo-que-debes-saber-despues

Recuperación luego de una abdominoplastia

La recuperación luego de una abdominoplastia, el paciente debe permanecer ingresado en hospitalización por 24 o 48 horas, utilización una protección abdominal, en general, una faja de contención.  En las primeras horas, los médicos suelen prescribir medicamentos analgésicos para el dolor o molestias, que ocurren normalmente en las primeras horas.

En esta etapa, la higiene postural es muy importante. Se aconseja a los pacientes caminar encorvados, para reducir la tensión que se genera en la cicatriz del abdomen, al menos durante la cicatrización total. Diez días más tarde, en promedio, los médicos retirarán los puntos de sutura; y recomendarán a los pacientes no ejercitarse o hacer movimientos intensos o bruscos en las primeras cuatro semanas posteriores a la intervención.

Si bien es cierto que los médicos recomiendan cuidar los movimientos en los primeros días, quedarse acostados tampoco es recomendable. Los especialistas aconsejan empezar a movilizar el cuerpo unos días luego de la cirugía, ya que moverse es fundamental para agilizar el proceso de recuperación. En este sentido, se recomienda hacer pequeñas caminatas, para mejorar la circulación y evita la formación de coágulos, siempre que sea usando la faja de contención abdominal.

En esta etapa post-operatoria, en lugar de bañarse, los especialistas recomiendan tomar duchas cortas, que no afecten la cicatrización. En general, suelen aconsejar evitar que la cicatriz esté en contacto con el agua, a fin de evitar infecciones o contaminación de la misma.

Por otra parte, los especialistas recomiendan evitar las fluctuaciones en el peso corporal, así como mantener la adecuada hidratación de la piel y posterior al período de reposo, recomiendan practicar ejercicios en la zona para fortalecer la región. En este sentido, recomiendan controlar la alimentación o mantener un control alimentario razonable, a fin de que el paciente no aumente de peso y pueda alterar los resultados de la intervención. En general, sugieren hacer comidas pequeñas, pero comer más a menudo para no provocar distensión del abdomen.

Además, para garantizar una recuperación satisfactoria, los médicos aconsejan dormir con cierta inclinación, estableciendo una pendiente con el apoyo de una o varias almohadas; con lo cual podrá evitar que exista alguna tensión en la zona de la incisión. De esta manera, no correrá ningún riesgo con la cicatriz, ni el proceso de cicatrización, que podría verse afectado con movimientos bruscos que generen tensión en el torso del paciente.

Finalmente, es preciso destacar que, tanto en hombres como mujeres, la abdominoplastia es una de las intervenciones más demandadas en todo el mundo, con la cual los pacientes mejoran notablemente la apariencia del torso, eliminando la flacidez y cicatrices acumulada en la zona del vientre o parte baja de la pared abdominal; luciendo así un cuerpo remodelado y mucho más esbelto.