Diferencias entre abdominoplastia y liposucción: ¿cuál me conviene?

Cuando se trata de lucir un cuerpo esbelto, sin rollitos y totalmente firme, debemos hablar sobre estética abdominal. En este campo de la medicina estética se ha avanzado mucho, por lo que existen diversos tipos de cirugía de abdomen, siendo necesario comprender las diferencias entre abdominoplastia y liposucción: ¿cuál me conviene?, lo cual dependerá básicamente de las condiciones y necesidades de cada paciente.

En primer lugar, comenzaremos por destacar el punto en común entre ambos procedimientos quirúrgicos, ya que ambas tienen como objetivo el devolver la tonicidad a la pared abdominal, a fin de que ésta luzca mucho más firme y definida, removiendo excesos de piel y grasa sobrante.

Pero, además, existe otro aspecto fundamental que debes saber, ni la abdominoplastia, ni la liposucción son tratamientos contra la obesidad, ni para el control de peso. Por tanto, para la aplicación de cualquier de ambos procedimientos, el paciente deberá tener un peso estable.

Por otra parte, ambos procedimientos coinciden en otro aspecto básico: el objetivo de la abdominoplastia y de la liposucción es de carácter estético. Aun cuando otros beneficios de salud integral podrían verse asociados a estas intervenciones, su fin es netamente mejorar el aspecto de la zona abdominal y que nuestro torso luzca mucho más tonificado.

diferencias-entre-liposuccion-y-abdominoplastia-antes-de

La abdominoplastia

Ahora bien, comenzaremos por detallar el primer procedimiento: la abdominoplastia. Es también conocido como dermolipectomía, y tiene por finalidad eliminar la piel sobrante o flacidez que se ha producido en pacientes que han bajado de peso drásticamente y, por tanto, requieren deshacerse del “colgajo” de piel excedente que ha resultado de este proceso.

Como dijimos anteriormente, en el proceso quirúrgico pueden resultar otros beneficios médicos asociados a esta cirugía estética abdominal, donde además de piel, se pueden eliminar estrías, cicatrices, hernias y modelar totalmente la fisonomía del torso, ya sea femenino o masculino.

La abdominoplastia realiza bajo anestesia general o epidural, según lo determine el médico especialista. La intervención puede durar entre una hora y media y hasta 6 horas, en promedio, dependiendo del tipo de dermolipectomía. De acuerdo a ello, el paciente puede requerir una o dos noches de hospitalización; y será necesario el uso de una faja de compresión en el postoperatorio, la cual usará por cuatro a seis semanas, en un reposo preventivo.

Técnicamente, existen tres vías para hacer una cirugía de abdomen o abdominoplastia. En primer lugar, la abdominoplastia por endoscopia, efectuada mediante incisiones son muy pequeñas, por los cuales se introducen los endoscopios (pequeñas cámaras), mediante las que el especialista podrá retirar la grasa y piel sobrantes de la zona

En segundo lugar, la mini-abdominoplastia, es decir, una intervención más sencilla que la abdominoplastia, con una duración menor, aplicada cuando el área a tratar se sitúa por debajo del ombligo. Por último, la abdominoplastia tradicional, realizada con anestesia general y que puede requerir de una hospitalización de 1 a 3 días, dependiendo de lo prescrito por el especialista.

En el caso de la cirugía tradicional, ésta puede durar entre 2 y 6 horas, dependiendo de la complejidad en cada paciente. En ésta, el médico realiza una incisión por encima de la zona púbica, desde la cual se procede a extraer el tejido graso y la piel suelta para conseguir un abdomen mucho más firme y plano. Además de la zona central del vientre, también puede extraerse el tejido graso y piel de los lados del abdomen, en los laterales.

El reposo postoperatorio de una abdominoplastia será de 4 a 6 semanas. No obstante, será luego de diez a quince días, cuando el médico retire los puntos de sutura y se asegure de una sana cicatrización de la herida. Por otra parte, no será hasta luego de cuatro semanas, aproximadamente, cuando el paciente note un mejoramiento avanzado y observe los resultados de la operación.

diferencias-entre-liposuccion-y-abdominoplastia-efectos

Liposucción: ¿Cuándo es necesaria?

La liposucción, por su parte, es procedimiento quirúrgico menos invasivo que la abdominoplastia. Éste consiste en la aspiración de la grasa acumulada en la zona abdominal, obviamente aplicable para casos en los que el paciente no presenta flacidez extrema en los músculos del abdomen, ni colgajos de piel. Resumiendo, la liposucción es aplicada para pacientes que tan sólo un exceso de grasa en el torso.

Ahora bien, con la aplicación de una liposucción también llamada lipoescultura, los pacientes podrán eliminar por completo el tejido adiposo excedente que se sitúa entre el torso y la zona baja del vientre, permitiendo una remodelación de la zona abdominal.  En muchos casos, es muy común que, durante estas cirugías abdominales, que se aplique un proceso de lipotransferencia, es decir, que luego de extraída la grasa corporal; ésta es procesada y depurada para su transferencia como material de relleno en otra zona del cuerpo, generalmente en los glúteos.

En cuanto su durabilidad, si el paciente no aumenta de peso en forma drástica, los resultados obtenidos de la liposucción no serán afectados con facilidad, por lo que tienen un carácter semipermanente en el cuerpo, siempre que el paciente lleve una dieta equilibrada y no incurra en aumentos desmesurados en su peso.  

Para su aplicación, el especialista utiliza una cánula, la cual se conecta a una máquina extractora que succiona el tejido adiposo. Este procedimiento dura entre 1 y 4 horas, en promedio, dependiendo de las zonas que se busque trabajar y de la cantidad de grasa existente en el paciente.

Por otro lado, la liposucción suele asociarse con el abdomen debido a que es una de las partes del cuerpo que mayor acumulación de grasa sufre. Por suerte para los pacientes, esta intervención no deja ningún tipo de cicatriz. Es por ello que, en el mundo de la cirugía estética, la liposucción es la segunda intervención más solicitada, luego de la cirugía de aumento de pecho.

diferencias-entre-liposuccion-y-abdominoplastia-procedimientos

Diferencias entre la abdominoplastia y la liposucción

Como ya hemos dicho, tanto la cirugía de abdomen como la lipoescultura son tratamientos aplicados para remodelar nuestra zona abdominal, logrando conseguir un torso mucho más esbelto y una atractiva silueta. Sin embargo, es imprescindible saber cuáles son las diferencias entre la abdominoplastia y la liposucción.

Estos tratamientos figuran entre los más demandados en el campo de la cirugía estética, destinados a cambiar la apariencia del abdomen; por lo que tanto la liposucción como la abdominoplastia, se destacan por sus buenos resultados y los escasos índices de riesgo a que conllevan ambos procedimientos.

Ahora bien, vale resaltar que, pese a que ambos trabajan la misma zona del cuerpo, sus procedimientos son totalmente diferentes y apuntan a solucionar problemas específicos de la zona abdominal. Por ello, te aclaramos sus diferencias: 

  • - La liposucción consiste en la extracción de grasa en determinadas partes del cuerpo.
  • - La liposucción no sólo es aplicable para el abdomen, pues también puede llevarse a cabo en piernas, caderas, glúteos, etc.
  • - La liposucción es una técnica que permite al cirujano estético remodelar la figura de una persona de acuerdo a sus necesidades y preferencias.
  • - La liposucción no funciona como tratamiento para bajar de peso, o contrarrestar la obesidad. No deja ninguna cicatriz.
  • - La abdominoplastia es una técnica de cirugía estética que se lleva a cabo de manera específica sobre el abdomen de las personas.
  • - La abdominoplastia es un procedimiento más complejo y requiere de avanzada tecnología médica, ya que su propósito es devolver a esta zona del cuerpo la fuerza y firmeza perdida por el paso del tiempo y el inevitable debilitamiento de los tejidos.
  • - La abdominoplastia es altamente recomendada para mujeres que han pasado por varios embarazos o que han sufrido un aumento en la elasticidad de la piel propio del envejecimiento.
  • - La abdominoplastia, básicamente, viene a reforzar los componentes del abdomen. Para esto eliminará el exceso de piel y tensará los músculos, proporcionando un aspecto mucho más saludable y atractivo de la zona. Suele dejar una leve cicatriz, esta resulta totalmente invisible gracias a su ubicación estratégica.
  • - En la abdominoplastia, en muchos casos, se produce la re-colocación del ombligo, lo que denominamos neoumbilicoplastia.
  • - En muchos casos, la abdominoplastia suele complementarse con una liposucción, nunca al revés.
diferencias-entre-liposuccion-y-abdominoplastia-resultadps

Otros tipos de cirugía de abdomen

En el proceso estético para corregir los defectos del abdomen, tanto en la piel, como en la grasa y la musculatura, hay muchos procedimientos y técnicas, por cuanto existen diversos tipos de cirugías de abdomen, además de la abdominoplastia tradicional y la liposucción. Entre ellas, destacan:

  • - Miniabdominoplastia sin desinserción umbilical:   Es un procedimiento quirúrgico menos complejo que la abdominoplastia, que se efectúa en la región inferior al ombligo, dónde se produce un leve exceso de piel y acumulación de grasa, que es removido con una cirugía plástica abdominal menor.
  • - Miniabdominoplastia con desinserción umbilical:  Es aplicada por un exceso moderado de piel en la región que se encuentra por encima de la región umblical, por lo que conlleva a un reacomodo mínimo del ombligo, retirando el exceso de piel, para remodelar y estilizar totalmente la zona abdominal.
  • - Abdominoplastia con cicatriz vertical:  Es aplicada cuando el paciente tiene más piel sobrante que en los casos anteriores, por tanto, es necesario separar el ombligo de la piel del paciente, por lo cual resecan el área y sacan de nuevo el ombligo, de acuerdo con el remodelado alcanzado en la zona abdominal. En este procedimiento, los pacientes suelen quedarse con una cicatriz vertical pequeña encima de la zona.
  • - Abdominoplastia en flor de Lis:  Se aplica con la técnica de incisión es realizada en forma de T invertida, llamada flor de Lis. Suele ser usada en pacientes que poseen grandes cantidades de piel suelta o colgajos, en la mayoría de personas que perdieron drásticamente de peso, por cirugías bariátricas o en mujeres con partos múltiples.  Por tanto, es requerida una incisión más amplia en la zona abdominal.
  • - Abdominoplastia con extensiones laterales:  Intervención utilizada para corregir los excesos que hay en los lados del abdomen, con efectos laterales.
  • - Abdominoplastia circunferencial:  Es el tipo de intervención indicada en pacientes que han perdido mucho peso, en forma exagerada y le sobra piel por todas las regiones. Por tanto, el tratamiento abarca gran parte y la cicatriz se prolonga por encima de las nalgas.
  • - Abdominoplastia inversa o ascendente:  Para este caso, el exceso de piel se localiza en la zona por encima del ombligo. Éste se une a las mamas, aprovechando para aumentar su tamaño.